Mis primeros días como voluntario en Nicaragua

Hola! Mi nombre es Víctor y voy a estar en Diriamba por un periodo de seis meses. Ya sólo por los pocos días que llevo aquí, sé que va a ser una experiencia inolvidable en mi vida.

Al momento de atravesar la puerta del aeropuerto en Managua me di cuenta del calor que hace por estas latitudes. De salir el 10 de Marzo de Madrid a -1º, 17 horas después aterrizaba en Managua, previo paso por Miami, con una bofetada de calor húmedo por encima de los 30º. Fue el primer gran contraste!!

Nicaragua se podría decir que es un país económicamente pobre, pero como yo siempre digo el ser pobre depende de muchas cosas y no sólo de lo económico. Sólo ver la amabilidad y hospitalidad de sus gentes, las maravillas naturales que atesora el país (volcanes, lagos, playas paradisiacas, selva, sabana, ríos, fauna, vegetación, etc…), ver como la gente subsiste con sus propios negocios instalados en sus propias casas sin necesidad de desplazamientos, stress, horarios, licencias, impuestos,  etc… y es así, de esta manera, cuando le hace pensar a uno donde está la riqueza y la pobreza, o más bien que entendemos por riqueza y pobreza. Si es desde el punto de vista económico no cabe duda que Nicaragua es un país muy pobre y muy poco desarrollado, pero si hablamos de felicidad en la vida cotidiana, ya no veo tan claro si es más feliz una persona del “mundo desarrollado o rico” o una persona residente en Nicaragua. Sólo hay que ver el estilo de vida de uno u otro para darse cuenta o ponerte a pensar quien y donde se vive mejor… porque como dice el dicho:  “No es más rico el que más tiene sino el que menos necesita”.

Respecto a mi vida en Diriamba, me creía que me iba a costar mucho más adaptarme, ya que el cambio era  muy brusco en comparación a mi vida en Madrid. Por nombrar algunos contrastes, de los más importantes serían el clima, la comida,  “buena”,  pero para estómagos más fuertes (“La taza del váter se convierte en gran aliado las primeras semanas”), el complicado acceso a cosas que das por hechas en España, la calma y el bajo ritmo de vida, etc………. Pero tras las dos primeras semanas podría atreverme a decir que estoy bastante bien adaptado. Además, con el poco tiempo que llevo en Nicaragua, me está sirviendo para empezar a ver las cosas de otro modo y desde otro punto de vista…… sobre todo a la hora de no tomarme las cosas con tantas prisas y con tanto stress, ¡Porqué a veces las cosas no son tan importantes como las queremos hacer ver en nuestra vida cotidiana!!!!!!!!!

En cuanto a mis clases en el Colegio Rubén Darío, comentar que llegué el primer día con los típicos nervios y con un mar de dudas acerca de que como las iba a afrontar, pero tras los 10 primeros minutos de clase se disiparon todas ellas. Aquí todos los niños de primaria, los cuales son muy revoltosos pero a la vez muyyyyyyyy risueños y cariñosos, no tienen acceso a dar clases de inglés y, por tanto, su nivel hasta llegar a la secundaria es prácticamente por no decir nulo. Por eso me parece extraordinaria y exclusiva la labor que realiza One, two….tree!!!!! en Diriamba por  ellos.

Por comentar un caso de lo importante que podría ser el saber inglés para estos niños, decir  que Nicaragua es un país con gran atractivo y potencial  turístico….. y más que lo va a ser en los próximos años……..Entonces para la población “nica”: Qué es lo primordial que se va a exigir a la hora de optar a puestos de trabajo relacionados con este sector????? Pues está claroà  “EL INGLÉS”.  De ahí que me parezca una tarea fenomenal la de poder aportar mi granito de arena enseñando inglés a estos niños con menos recursos.

Atentamente,

Victor Medina