Palabras para Pol

Los voluntarios de One Two Tree hemos querido dejar un pequeño recuerdo del paso de Pol por Nicaragua. Aquí dejamos lo que cada uno ha escrito, también el vídeo que hizo Alejandro, ex-coordinador de One Two Tree y trabajador de AMS, sobre las experiencias de Pol con los voluntarios.  

Para Pol: Llegaste con una simpatía, calidez y sencillez que pronto resaltaría. Siempre dispuesto, siempre con solidaridad infinita. Viniste con la maleta llena de ayuda y llena de ilusión … y todo nos lo entregaste. A cambio llenaste de alegría, salud, deporte y muchas cosas más el centro de jóvenes donde estuviste parte de tu tiempo en ese mes de nuevas experiencias. Gracias por elegirnos como parte de los lugares en los que trabajaste, gracias por darnos la oportunidad de conocerte y cada uno de nosotros, con diferentes religiones, procedencias y culturas, oramos, pensamos y deseamos que estés bien allá donde estés. Por supuesto estás en nuestros corazones. Isabel Medina, Activos por un Mundo Solidario (AMS)

I am deeply saddened by Pol's passing. I didn't know him long, but he was always so friendly. I remember he came to dinner with me, along with other volunteers, to celebrate my last night in Nicaragua. He was very helpful in helping me order my food at the restaurant. I will never forget Pol because he was a part of a life changing experience for me. I know all the lives he touched will help to carry on his legacy. I also want to send my condolences to his friends and family and let them know they will be in my prayers. – Leslie Turner, One Two Tree volunteer

Mis más sentidas condolencias a la familia y amigos de Pol. Tuve la suerte de compartir con el unos días trabajando como voluntaria en una escuela. Siempre se mostró atento y cariñosos con los más peques. Le adoraban! Recuerdo su gran motivación y disponibilidad para ayudar a los demás. Es una gran pérdida.– Esther Carrión, Voluntaria de One Two Tree

The world has lost a beautiful soul, but the footprints of Pol will leave an impact on the world. 
Pol touched the lives of many people, mine included. I met Pol on his travel to Nicaragua. His openness, humor and sincerity when helping out in one of the poorest countries was without comparison. He was curious as to improve his English and me my Spanish which resulted in great fun and talks of differences. We also celebrated life in San Juan del Sur with a night of laughing, drinking and dancing. We compared cultures and talked about our studies. We discussed our hopes and dreams of the future. 
I was extremely shocked and saddened to hear of his passing, and my condolences and prayers go out to the family and friends of Pol. 
I will always cherish the fact that I am one of the many lucky people whose life was touched by a kindhearted spirit like Pols. 
The sky has received a beautiful star and the memories will forever be with us.. Pol will always be in our hearts. – Julie Rumin Engholm 

No tuve la suerte de conocer a Pol, pero como coordinadora de One Two Tree, siento su pérdida por todo lo que tenemos en común los que dedicamos nuestro tiempo a trabajar para mejorar un poquito el mundo. – Cristina Cuenca, Coordinadora de Voluntarios

That is such a tragedy. Pol was always so friendly and helpful and a lovely person. I'm so sad to hear this news. – Richard Hooker, One Two Tree Volunteer

Está la tristeza de sus amigos. También está el drama de su familia. Y para mí además está la rabia. Pol se dedicaba a estudiar para salvar vidas, en sus vacaciones venía a Nicaragua para mejorar otras vidas. Todo esto a sus 21 años. Es injusto. En este mundo que tantas veces es una mierda, no son personas como Pol las que tienen que irse. – Pedro Pestana da Silva, Presidente de One Two Tree

To hear about such a tragedy as this left me without words. Life is truly unfair when such a young person is taken away from us. Pol was a warm hearted person, and his volunteer work and aspirations to be a doctor is proof of his will to help people. As the temporary coordinator at the time I saw some of his fantastic relationships with the adults and children in the English classes of One, Two... Tree, and also with the people from AMS. I will aslo remember his humour, being able to put a smile on me and the students in some of the adult classes we did together, and some great social nights at the end of our stay. 
I feel deeply for his nearest and dearest. I will for sure have good memories of Pol, and I hope that they can also carry on their best moments to keep him with them. - 
Ella Svahn, One, Two Tree Volunteer Coordinator

Espera, aguanta... Ahora viene lo mejor

 

Cuando Pedro, el fundador de One Two Tree, me dijo por teléfono que no me arrepentiría de ir a Nicaragua para enseñar inglés, sus palabras exactas fueron: “Vas a vivir en condiciones muy muy humildes, comerás cada día arroz con frijoles y te ducharás con agua fría. Pero no te vas a arrepentir”. Ahora, si alguien me preguntara a mi solo contestaría: “No te vas a arrepentir, no te vas a arrepentir, no te vas a arrepentir”. Y lo otro... Pues sí, es verdad. Yo viví en condiciones muy humildes, me duché con agua helada y comí arroz varias veces al día. Pero el cariño de mi familia nicaragüense fue tan grande que lo demás dejó de tener importancia al segundo día. Doña Nubia, Estherzi, Robin, Osmani y Luisita fueron mi familia durante 3 semanas en Nicaragua; así como la encantadora doña Rina y sus hijas, las vecinas de la casa de enfrente. Un aspecto que leí en las guías de viaje y que pude comprobar es la amabilidad y generosidad sin límites que caracteriza a los nicaragüenses... ¡A veces esos límites los tienes que poner tu!

Empecé las clases tres días después de llegar y me impactó el estado de las escuelas y su organización. Las aulas están viejas y tienen muy poco material con el que trabajar. Además los alumnos están divididos por grados independientemente de su edad: por ejemplo, yo tenía una clase de primaria con casi cuarenta alumnos que tenían desde once hasta dieciséis años. Está claro que la educación en Nicaragua no ha sido una prioridad para sus gobiernos. A pesar de todo, los niños son muy agradecidos y algunos tienen unas ganas tremendas de aprender. En mi primera clase les pregunté por qué creían que era importante aprender inglés y la respuesta más común fue: “Para ir a los Estados Unidos”. Para ellos, estudiar inglés es un trampolín hacía el país de las oportunidades y escapar de la pobreza que azota a su país. Cantamos canciones y repasamos con juegos algunos topics como los numbers, los colours o los feelings, pero por la brevedad de mi estadía en Diriamba decidimos con el coordinador de One Two Tree que lo mejor sería no enseñar más temas sino repasar los ya estudiados y encargarme de evaluar su nivel de inglés con un examen. A los niños no les entusiasmó demasiado la idea pero finalmente los resultados fueron mejor de lo esperado e incluso hubo varios dieces!

Una de las cosas buenas de One Two Tree es que permite compaginar las clases con mucho tiempo libre durante la semana y largos fines de semanas, ya que los viernes no hay clases de inglés. Mi caso fue excepcional porqué coincidí con las fiestas patrias y no hubo clase en una semana entera. Eso me permitió viajar por una semana entera junto con otra voluntaria y ahora ya amiga, Gara, por la isla de Ometepe y San Juan del Sur. Muy recomendable dormir en alguna finca ecológica de esta isla (en mi caso parecía más una comuna hippie de muy buen rollo); y en las preciosas playas de San Juan (cerca de la frontera con Costa Rica) pude vivir una de las experiencias más increíbles: ver a las tortugas gigantes marinas subir a la playa y poner los huevos bajo la arena. El fin de semana anterior había ido sola a Granada, una de las joyas coloniales de América. Nunca antes había viajado sola con una mochila en mi espalda por un país desconocido y, a pesar de que Granada sea una ciudad tranquila y uno de los pocos focos turísticos del país, a veces la sensación de inseguridad puede llegar a ser frustrante en Nicaragua. Aun así, no estuve sola en ningún momento porqué conocí a otros viajeros e hice amigos inolvidables, como Dante, de Argentina.

También en Diriamba he conocido a gente maravillosa: todos los voluntarios de One Two Tree, los chicos del Grupo de Voluntariado Europeo (mención especial para Marijus) y como no, nuestro coordinador, Roberto, con el que iremos a Vigo para comernos una mariscada con Manuel (o Don Cuco), el padre de Pedro y mi primer soporte cuando llegué a Nicaragua.

Para terminar quisiera comentar qué ha significado esta experiencia para mi. En una de nuestras primeras conversaciones con Roberto le comenté que me sentía insegura con las clases porque las primeras no habían ido demasiado bien: los niños no prestaban atención, entraban y salían del aula cuando les parecía y los profesores del colegio tampoco daban el apoyo esperado. Además me sentía también insegura paseando por las calles de Diriamba (una anotación: los nicaragüenses tienden a exagerar un poco, y si te ven solo o sola por la calle en seguida te advierten que es mejor ir acompañado), muchos de los comercios de esta localidad están cerrados con puertas de barrotes y en caso de querer comprar algo, hay que pedirlo desde el otro lado de la puerta. Son muy precavidos con los ladrones y asaltantes. Pero para una europea que está acostumbrada a ciudades abiertas a la gente esta actitud extremadamente preventiva asusta un poco. Dicho todo esto, Roberto me dijo una frase que después ha resultado ser cierta: “Cuando estás solo en un entorno desconocido, tienes que esperar y aguantar porque después de conocerlo, te acostumbras y viene lo mejor ”. Y así fue. Esperé, aguanté las inseguridades que tenía (todas, también las que no tenían que ver con la seguridad) y, entonces, lo mejor no se dejó esperar. Enseguida comprendí la gran experiencia que estaba viviendo y lo necesario que era aprovechar al máximo cada uno de los días que me quedaban allí. 

Quiero despedirme haciendo un reconocimiento a One Two Tree por su labor social y educacional en Nicaragua; el trabajo y esfuerzo de los responsables de la asociación y de sus voluntarios es impagable. Esperamos ver algún día los frutos de nuestro trabajo con la mejora de la educación en Nicaragua y en Centroamérica. 

 

 

 

Mis primeros dias como voluntario en Nicaragua

Hola! Mi nombre es Víctor y voy a estar en Diriamba por un periodo de seis meses. Ya sólo por los pocos días que llevo aquí, sé que va a ser una experiencia inolvidable en mi vida.

Al momento de atravesar la puerta del aeropuerto en Managua me di cuenta del calor que hace por estas latitudes. De salir el 10 de Marzo de Madrid a -1º, 17 horas después aterrizaba en Managua, previo paso por Miami, con una bofetada de calor húmedo por encima de los 30º. Fue el primer gran contraste!!

Nicaragua se podría decir que es un país económicamente pobre, pero como yo siempre digo el ser pobre depende de muchas cosas y no sólo de lo económico. Sólo ver la amabilidad y hospitalidad de sus gentes, las maravillas naturales que atesora el país (volcanes, lagos, playas paradisiacas, selva, sabana, ríos, fauna, vegetación, etc...), ver como la gente subsiste con sus propios negocios instalados en sus propias casas sin necesidad de desplazamientos, stress, horarios, licencias, impuestos,  etc... y es así, de esta manera, cuando le hace pensar a uno donde está la riqueza y la pobreza, o más bien que entendemos por riqueza y pobreza. Si es desde el punto de vista económico no cabe duda que Nicaragua es un país muy pobre y muy poco desarrollado, pero si hablamos de felicidad en la vida cotidiana, ya no veo tan claro si es más feliz una persona del “mundo desarrollado o rico” o una persona residente en Nicaragua. Sólo hay que ver el estilo de vida de uno u otro para darse cuenta o ponerte a pensar quien y donde se vive mejor... porque como dice el dicho:  “No es más rico el que más tiene sino el que menos necesita”.

Respecto a mi vida en Diriamba, me creía que me iba a costar mucho más adaptarme, ya que el cambio era  muy brusco en comparación a mi vida en Madrid. Por nombrar algunos contrastes, de los más importantes serían el clima, la comida,  “buena”,  pero para estómagos más fuertes (“La taza del váter se convierte en gran aliado las primeras semanas”), el complicado acceso a cosas que das por hechas en España, la calma y el bajo ritmo de vida, etc………. Pero tras las dos primeras semanas podría atreverme a decir que estoy bastante bien adaptado. Además, con el poco tiempo que llevo en Nicaragua, me está sirviendo para empezar a ver las cosas de otro modo y desde otro punto de vista…… sobre todo a la hora de no tomarme las cosas con tantas prisas y con tanto stress, ¡Porqué a veces las cosas no son tan importantes como las queremos hacer ver en nuestra vida cotidiana!!!!!!!!!

En cuanto a mis clases en el Colegio Rubén Darío, comentar que llegué el primer día con los típicos nervios y con un mar de dudas acerca de que como las iba a afrontar, pero tras los 10 primeros minutos de clase se disiparon todas ellas. Aquí todos los niños de primaria, los cuales son muy revoltosos pero a la vez muyyyyyyyy risueños y cariñosos, no tienen acceso a dar clases de inglés y, por tanto, su nivel hasta llegar a la secundaria es prácticamente por no decir nulo. Por eso me parece extraordinaria y exclusiva la labor que realiza One, two….tree!!!!! en Diriamba por  ellos.

Por comentar un caso de lo importante que podría ser el saber inglés para estos niños, decir  que Nicaragua es un país con gran atractivo y potencial  turístico….. y más que lo va a ser en los próximos años……..Entonces para la población “nica”: Qué es lo primordial que se va a exigir a la hora de optar a puestos de trabajo relacionados con este sector????? Pues está claroà  “EL INGLÉS”.  De ahí que me parezca una tarea fenomenal la de poder aportar mi granito de arena enseñando inglés a estos niños con menos recursos.

Atentamente,

Victor Medina 

I love teaching English!

I’ve been teaching English in Diriamba for almost 6 weeks.  I teach two fifth grades and two six grades in Rene Schick and I teach one fifth and one sixth grade in La Palmera.  Teaching here is a challenging and rewarding experience.  I learn new teaching techniques every day. 

This week as I rushed to school, I was a little disappointed when I was told I could not teach my first 5th grade class.  My Spanish is quite limited so I didn’t fully understand why.  Now I had an unexpected 45 minutes. I decided to stay and study my Spanish notes. Later that day during recess I was mobbed by a bunch of my 6th graders in a group hug!  They nearly knocked me off my feet!

Teaching in Diriamba is a marathon, not a dash.  You must be patient, flexible, adaptable, and patient!  Go slow and steady.  Read your students reactions and change or adapt accordingly.  Each class is different; each group of students is different even within the same school. Some classes are very large and challenging, some classes are small and challenging.

I change my Lesson Plans after each class to adjust to what worked and what didn’t work or organize and present the material differently.

During my first week teaching, the 5th Grade teacher at La Palmera suggested that I start the day with a song!  I was a little taken-aback at first.  I knew this was a good idea because we had used music in Ecuador to teach English. This was Thursday so I had the whole weekend to figure out what to do.  I decided to use the song “If You’re Happy and You Know it” because it involved physical movement, it was repetitive and easy to learn, and it involve a few body parts that was part of my upcoming Lesson Plan.  This worked very well for the 5th Graders, but I was skeptical about introducing this to the 6th graders.  They tend to be a little bit more jaded trying to be ‘cool’ and uninterested.  I decided to introduce this song to one of my 6th grades and now I use it for all my classes.  Despite how jaded and uninterested some of these older kids tend to be, they really like to stand up and sing.  Now I have the begging to sing the “ABC” song or the “Head and Shoulders” song.  Now I use the songs as a review tool and I use songs to change pace when the students start to get bored or too loud.  It is a very effective learning tool and its fun!... and that’s the most important lesson I have learned teaching for the first time.  Have fun and be sure the students are having fun!  It’s the best way to learn.

Good morning Diriamba

I love the sound of the roosters crowing

I love the sound of the ‘clip-clop, clip-clop’ sound of the horse’s hooves as trot along the street

I love the ‘clink-clink-clink’ of milkman’s ladle against the stainless steel milk container…

Announcing the arrival of fresh morning milk

On his horse-drawn cart, the milkman delivers - door-to-door

I love the quiet of the early morning

I like brushing my teeth under the moonlight and stars

I love the sound of the wind blowing through the trees

I love my morning walks with Nardo along the dirt roads and paths

I love the sunrise over the fields and plantations of the northern country of Diriamba

I love watching the children scurry to school or the campesinos with their machetes walking to their haciendas

Diriamba Awakens!

Gary Carson