Oh Guatemala, Oh Santiago de Atitlán!

 

Guatemala es sus montañas, sus cerros, sus bosques y selvas frondosas, sus volcanes dormidos, o en plena erupción originando fogosos ríos de lava…

Guatemala es sus pozas o piscinas naturales cristalinas, sus majestuosas ruinas Mayas, sus pueblos, sus gentes, sus alegres bromas chapinas, sus aves… su ave reina, el quetzal, reflejado en su bandera…

Guatemala es sus colores, sus frutas…

Guatemala es su mágico Lago Atitlán, cráter de un volcán, hoy resguardado por sus tres volcanes: San Pedro, Toleimán y Atitlán; y escoltado por sus santos, evangelistas y apóstoles: San Pedro, San Lucas, San Juan, San Marcos, San Pablo… y el genuino Santiago de Atitlán, cuna de los Tzutujiles.

…Y la leyenda Tzutujil reza así…

…Érase una vez Santiago de Atitlán, pueblo Tzutujil que vivía amedrentado por una posible invasión del pueblo Kaqchiquel a la otra orilla del río.

María, bellísima muchacha Tzutujil caminaba temerosa cargando en la cabeza una tinaja repleta de agua de dicho río. Dio un pasito, dos, tres… y su pie tropezó con una piedra, quebrando así la tinaja. La tinaja hecha añicos dejó correr un río de agua, formando así el encantado Lago Atitlán…

Santiago o Skihay, “Casa de los pájaros”, luce desde entonces orgullo y valentía.

Ellas, con sus cortes y huipiles bordados de flores y pajaritos multicolores.

Ellos, con sus sombreros, pantalones de rayas y sus camisas rojas, representando la sangre derramada por el Apóstol Santiago.

“I am from Santiago de Atitlán” claman orgullosos los niños de Panaj y Mateo Herrera 1.

Porque sí, Santiago es paz, Santiago es feria, Santiago es alegría, Santiago es el bullicio de su mercado incesante desde el alba hasta el anochecer…

Santiago son sus pescadores, sus fabricantes de cayucos, sus mujeres haciendo la colada en las orillas del lago, sus niños correteando alegres por las calles, todos sus habitantes y sus anónimos “buenos días” y “que le vaya bien” como si de íntimos amigos se tratase…

Santiago son sus tortillas, sus tacos, sus tamales, sus atoles, y sus frijoles…

Santiago son sus puros, cigarrillos, aguardientes, candelitas y demás ofrendas hechas al poderoso Maximón, deidad para algunos, y Guardián del Bien y del Mal.

Santiago es ante todo identidad…

Por todo esto querido Santiago mío, queridos Atitecas de mi corazón, no os digo Adiós, sino chaw chik y maltyox (hasta luego y gracias)!!! Ahí se cuida!!!

 

Andrea Fernández

 

 

Mi voluntariado en Guatemala

 

Tras casi un año de voluntariado en África, decidí regresar a tierras más latinas, ricas de cultura y cargadas de historia. Sí, volver a esas tierras saturadas de sol, salpicadas de mil coloridos, de paisajes pintorescos e insólitos, reanudar con la entrañable tradición de acogida de sus gentes, tan sumamente cálidas y fraternas. Sin embargo, este año he optado preferentemente por Centroamérica que, para ser sincero, desconozco bastante más que Suramérica donde tomé parte activa en proyectos humanitarios hace varios años.     

Eric Voluntariado Guatemala

El viaje empieza precisamente en México donde pasé un mes de vacaciones antes de dirigirme sin prisa, pausada y tranquilamente, al lugar de mi próximo proyecto: Santiago Atitlán, Guatemala. Una aldea Tz’utujil poblada de pescadores y artesanos ubicada a las orillas del Lago Atitlán (considerado por el NYT magazine como el segundo lago más bello del mundo, y créanme, ¡esto dista mucho de ser una  tomadura de pelo!). Se asienta en una sierra volcánica majestuosa. ¡Me faltan las palabras para describir tal esplendor! Nada más que el viaje desde la frontera mexicana hasta el centro de Guatemala que despliega gradualmente paisajes espectaculares merece ampliamente la pena. Un recorrido en autobús que multiplica panoramas improbables, perspectivas desquiciadas, zigzaguea alrededor de las montañas y se hunde súbitamente a 1 500 metros de altitud hacia el Lago Atitlán. ¡Extraordinario!    

Después de cruzar el lago en lancha para llegar a Santiago, me sumerjo totalmente en mi nuevo universo, la familia de Lolita y Chonita. Y qué alegría de vivir dentro de una familia sencilla y solidaria. Siempre tienen un detalle, un gesto, una sonrisa para que uno se sienta como en casa. De mentes abiertas e proclives al buen humor, sus miembros contribuyen “ferozmente” a la calidad de nuestra estancia. Una casa en la que otros voluntarios internacionales (principalmente llegados de Europa y América del Norte) se descubren y conviven. Un terreno de encuentro que da lugar a eventos profesionales adicionales (excursiones, veladas, eventos deportivos...). En resumen, sólo felicidad. ¡Pura Vida!      

Voluntariado Guatemala

A continuación, el proyecto en sí. La inserción en las escuelas públicas de la región, en colaboración con el Ministerio de Educación nacional. Un proyecto bien establecido al que sólo le falta el aporte de nuestras energías y conocimientos. Obviamente, aquí somos los bienvenidos y más aún, pero el objetivo es adaptarse principalmente al modelo local y luego compartir nuestros conocimientos y culturas distintas. La recepción de todo el personal educativo, nos hace entender muy rápidamente la alegría que experimentan al recibirnos. La del alumnado también está a la altura de nuestras expectativas. Conscientes del privilegio que significa para ellos recibir a profesores y profesoras del extranjero, y ansiosos por conseguir docentes de este tipo, se implican mucho en sus tareas escolares. Aplicados, sedientos de saber,  perspicaces, respetuosos, sonrientes y divertidos, los alumnos contribuyen potentemente a nuestra participación e inserción locales, también a nuestro bienestar y vitalidad al impartir clases durante nuestra instancia. O cómo descubrir el placer de enseñar, de compartir conocimientos. Sí, digo “compartir”, porque, sin lugar a dudas, recibimos a menudo mucho más de lo que les podemos ofrecer.

Una experiencia de voluntariado que vive al ritmo dulce del lago y sus tradiciones ancestrales. Un intercambio cultural que no carece de sentido, al contrario, porque durante toda la duración de nuestra estancia, somos parte integral de la comunidad, de ese pueblo tan peculiar con hábitos y lenguaje únicos.

A parte de esta experiencia excepcional, la ONG One, Two… Tree nos ofrece cada semana un fin de semana largo de 3 días (¡los viernes son días no laborables!). Una oportunidad perfecta para visitar Antigua, considerada como una de las más hermosas ciudades coloniales de América Latina, el volcán Acatenango (¡y sus cumbres majestuosas!), Cuidad de Guatemala (la capital)... o simplemente otras orillas del lago... En pocas palabras, entenderán rápidamente que hay mucho que hacer en la región, en los días laborables como en los días de ocio. Aquí es imposible aburrirse.

Eric Ferrante

Lago Atitlan

 

Gracias Marta


Ahora mismo Marta está volando a España después de ser la coordinadora más larga que hemos tenido en One Two Tree. También fue la coordinadora que lo tuvo más difícil desde el principio.

Marta Coordinadora con niño

Cuando llegó, nos estábamos recuperando de una tormenta de verano en la que habíamos parado el trabajo en las escuelas hasta firmar un nuevo convenio con el MINED. Para compensar ese trabajo, pusimos en marcha cuatro proyectos con ONG locales que Marta tuvo que empujar hacia adelante.  

Luego vino lo duro. Reuniones y más reuniones con responsables de educación, de la AECID, del MINED, secretarios políticos. En Nicaragua nos tratan bien, pero a veces tienes que negociar y allí una chica de 24 años empieza siendo poca cosa. Como España hace 30 años, Nicaragua es un país donde el hombre tiene una posición preferente. Incluso las mujeres se alarman cuando una chica quiere llevar los pantalones. Pues bien, Marta se dio garrotazos con los pantalones puestos. Entraba a las reuniones conmigo al lado y dejaba callada a la persona de en frente porque "esa injusticia era inaceptable".

Ya había estado con nosotros durante seis meses hace dos años. En aquella época me decían de ella que ´la chica era fuelte´. Era la voluntaria que más horas de clase tenía. Así que no lo dudamos cuando decidimos traerla como coordinadora. ¿Y por qué curra tantas horas? Porque se ilusiona.

Marta Coordinadora

Os cuento una anécdota. Un día teníamos una reunión importante con el MINED. Le dije a Marta que hiciera lo posible por volver con la firma del convenio. Pero al llegar allí, nos pusieron nuevas condiciones cambiando las reglas en mitad del partido al más puro estilo latino. No pudimos firmar el convenio esa vez y Marta me llamó cabreada. Lloraba de rabia por la injusticia que tenía en frente. Si alguna vez habéis trabajado en equipo, sabéis que no se puede pedir más a alguien que llorar de rabia por el trabajo. No hay mayor compromiso que ese. Después de esa llamada yo me quedé más contento de lo que estaba pensando que teníamos a Cristiano Ronaldo en la delantera.

Empecé diciendo que lo tuvo difícil al principio. Pues también le vinieron duras al final. Todos sabemos que el desamor es lo más intenso. Todos sabemos que lo ocupa todo. Pero no todos reaccionamos igual. Los hay que nos da flojera y los hay que se escapan a otro país. Pues Marta no se planteó ni una vez dejar de hacer su trabajo voluntario (¡voluntario!) en un país ajeno que estaba lleno de todo lo que algunas veces quería dejar atrás. Cumplió con lo que ella llama obligación según lo que ella llama reglas.

No la iba a dejar escapar, así que le ofrecí un trabajo en la diminuta micro-empresa que tengo en Vigo. Lógicamente, pasó de mí porque quiere dedicarse a la docencia dando clases de filosofía en colegios públicos. Enhorabuena a todos los que se crucen en su camino.   

Pedro

Adios a Marta coordinadora

 

My experience teaching English to adults in Nicaragua

Gary conversation volunteer nicaraguaEver since I arrived in Diriamba Nicaragua I have met many young adults that spoke English at varying levels who wanted to practice speaking English to improve their pronunciation, listening skills, and fluency. Strangers would approach me while walking along the streets and talk to me in English in order to practice. Several people have asked if they could meet with me on a regular basis to practice their English. Finally I decided to do something about it…so this past November I started the English Rap Session. No…this has nothing to do with Rap Music. These sessions are group conversation sessions in English. I serve as the moderator but the attendees can talk about whatever topic they desire… culture, food, religion, music, sports, travel, dreams, call center job opportunities….or whatever comes to mind at the time. These discussions have been very interesting and entertaining. We generally have a lot of fun!

They ask me questions about the pronunciation of words, the meaning of phrases, expressions, or idioms that they have heard watching movies, TV shows or while listening to music in English (there are over 5,000 idiomatic phrases used in contemporary American English - it's amazing when you realize all of the phrases we take for granted that have to be explained to English learners. We use up and down a lot (Shut up, turn it down, throw-up, sit down, get up... )). They are very interested life and culture in the USA and have a lot of questions about the USA.

GaryThe attendees are a mixture of young adults attending college studying English in Jinotepe, or people wanting to improve their fluency in order to work in a call center in Managua, or adults that simply want to improve their English language skills. Apparently call center jobs are highly prized in Nicaragua. The starting salary is quite high for Nicaragua but most call centers require an English proficiency of at least 75%.

These conversations sessions also provide an outlet for the students that have completed the 3 month English Internship Classes offered by One, Two…Tree! but did not qualify for an internship. These discussion sessions allow these former students the opportunity to continue learning and improving their English in a casual, friendly, and fun environment.

Gary Carson

Two years volunteering in Nicaragua

 

Well, this past weekend I celebrated my second anniversary of my arrival here in Diriamba, Nicaragua and what a great two years it has been!

In the past two years I have meet more people and have made more friends from all over the world than I
did in the last 25 years living back in the USA. I have met and have so many local Nicaraguan friends and acquaintances as well as many friends and volunteers from Spain, Taiwan, Mexico, Switzerland, Germany, Canada, Poland, England, Sweden, Italy, Argentina, and the USA.

In the past two years I have seen so many beautiful sunsets and sunrise; I have stared at so many stars and constellations both at night and early in the morning (typically around 5:00 am); I have watched so many cloud formations against the backdrop of beautiful blue skies than I have in my entire life (and I am 58 years old!....Shhhh… don’t tell anybody..they say I look much younger).

Besides seeing most of the major tourist and non-tourist destinations in Nicaragua including Granada, Ometepe, San Juan del Sur, Leon, and the local beaches near Diriamba, I have been on a 17 day adventure tour as we explored Honduras, Guatemala and southern Mexico traveling by Chicken buses! I have seen the Mayan ruins and bathed in the hot springs in Copan Honduras. I have visited the beautiful city of Antigua and the mystical Lake Atitlan in Guatemala. I have visited San Cristobol Mexico and have seen the beautiful cathedrals, museums, festivals, and the nearby Somoto Canyons. I have visited Palenque Mexico to see the Mayan Ruins at Palenque and Yaxchilán. I have visited Flores Guatemala and have seen the nearby magnificent city and Mayan ruins at Tikal. I have visited Costa Rica many times (to get my 90 day tourist visa renewal) and have seen the San Jose and many of the towns and beaches on the Pacific coast and the Atlantic coasts.

But the most important and most impactful part of my time in Diriamba is my volunteering experience.
When you give of yourself, your time, your energy, your knowledge and experiences, your generosity; and share your life with others, especially others in need, and you give freely of yourself with no expectation of any return, I have found that it comes back to you tenfold in unmeasurable ways!

I have experienced this here in Diriamba with much greater happiness, satisfaction, enjoyment, peace and serenity, health, love, joy, friendship, understanding, acceptance, a much better quality of life and a much more meaningful life!

The happiness and sense of belonging I feel when neighborhood kids yell out “Gary Bell!” … the nickname I was given after the soccer player Gareth Bale from Real Madrid since we share the same first name (even though I am a Barcelona fan). I yell back “Gary Belllllll!....

The joy I feel from the smiles on children’s faces as I walk along the streets of Diriamba and hear “Teacher” or “Good Morning Teacher” (in English). Some of these children were never my students. Some of them are younger brothers or sisters of my students, or friends of my students, or students that have seen me at their school and know I teach English…..

The sense of pride and satisfaction I feel when I see one of our recent unemployed adults that graduated from our English Internship program and are now working at one of the local restaurants or hotels….

The pleasure I get when my entire class of 30 or more students chant in unison “Otra Vez!, Otra Vex!, Otra
Vez!”… after singing in Englsih, one of their favorite songs that I’ve taught them - like “If your Happy and You Know it”, “Hokey Pokey”, “Old McDonald”, or “The Ants go Marching”!

It’s these little things that matter the most in life and these things are……

PRICELESS!